Mantener la motivación, la ilusión y las ganas de aprender entre el alumnado es, quizás, la tarea más complicada en educación. Cuando te conviertes en parte creadora y partícipe del proceso de enseñanza-aprendizaje a través de tus propios talentos y además formas parte de un grupo que se mueve en la misma dirección, el aula se convierte en un generador poderoso de sabiduría y creatividad capaz de cumplir todos los objetivos que se propongan y muchos otros más inesperados.

Ahora más que nunca necesitamos una educación que entre en sintonía con el nuevo paradigma que empieza a inundar nuestro mundo, para poder exprimir al máximo nuestros talentos y regar nuestras aulas con ellos.

empoderadas

DÍPTICO

INSCRIPCIONES

Additional information